Entra en el catálogo completo de Cursos de UniMOOC

Cómo tener una buena relación con los proveedores

Si quieres contratar un buen proveedor es indispensable que sigas leyendo este artículo. El tener un buen proveedor no siempre es el punto más interesante cuando se gestiona una empresa pequeña. No obstante, el hecho es que la relación que esto conlleva podría tener un efecto duradero, ideal para triunfar con la pyme. De esa forma, se podría saber en qué momento decir sí o no.

También te recomendamos: Cómo tratar a un jefe difícil

En muchos de los casos, los dueños de pyme son personas con visión y muchas ideas por ejecutar. Tienden a saber la forma en qué funciona el negocio y cuidar los estándares para garantizar el mejor trabajo. De esa forma y como dueño de una pyme, podría dificultarse la decisión al momento de contratar un buen proveedor. Muchos son los factores que podrían interferir como el dinero, el crecimiento lento o un mal resultado.

Pero, lo cierto es que, si se siguen parámetros concretos y consejos útiles, las posibilidades de contratar un buen proveedor crecen en gran medida.

Cómo contratar un buen proveedor

contratar un buen proveedor

Obviamente, lo principal será ejecutar una diligencia y buscar a un proveedor en concreto antes de empezar a negociar.

Asimismo, tendrás que pedirle a cada proveedor potencial que firmen un acuerdo de confidencialidad antes de empezar a negociar. Si no quieres arriesgarte a que algún proveedor se quede con toda la información comercial que tienes, es mejor que lo hagas.

Seguidamente, es bueno que ejecutes un presupuesto en paralelo a los precios comparados al mercado. Recuerda que se debe hacer todo lo posible para no pagar en exceso.

Otra recomendación es realizar contratos por escrito para fortalecer toda compra con los vendedores. Cualquier acuerdo verbal podría ocasionar un problema comunicativo, desacuerdo o una relación que nunca llegó a ser.

Un buen método es intentar fomentar una buena relación de trabajo con cada proveedor para que la confianza crezca. Por lo que, la relación de trabajo con cada uno de esos proveedores seguirá siendo fuerte conforme pasen los años.

Para terminar, confía en los instintos y la inteligencia emocional.

 



CLOSE
CLOSE