Entra en el catálogo completo de Cursos de UniMOOC

Tu hobby es ahora tu profesión ¿malo o bueno?

Si tu hobby es ahora tu profesión, seguramente piensas que ahora no es necesario trabajar. Posiblemente deberías plantearte mejor lo que he dicho y ver qué tan bien se ajusta con la realidad. Son varios los casos de éxito en una empresa que empezaron partiendo de un familiar o amigo que vio potencial en la afición que lo ha hecho feliz siempre.

Te recomendamos leer: Está en nosotros también ser influencers

Por ahora, todo marcha bien. Imagina que tomas la decisión de abrir algún perfil en las redes sociales y, desde allí, todo fluye con naturalidad haciendo que a ello que le dedicabas horas en la semana, ahora sea obligación. Si te agrada, perfecto, pero ¿es emocionante pasar tiempo gestionando otros asuntos que no tienen que ver con lo que te gusta?

Tu hobby es ahora tu profesión y aceptarlo es difícil

profesión

Cualquier tipo de afición existe para impedir que nos desenvolvamos en el día a día de manera adecuada. Actualmente he logrado corroborar que esa persona que se creó su cuenta personal en Instagram es porque le encanta dibujar y la decoración, sin embargo, ahora está cansado. ¿Cuál es el motivo de ello? Ha recibido un montón de encargos por parte de esa afición y ahora pasó a ser un trabajo.

Tal vez el pedido lo ha superado. Aquellas actividades que ejecutabas muy dichoso han pasado a ser el comienzo de un fuerte estrés. Finalmente, la afición continúa gustándote, sin embargo, ya no es igual. Inclusive, querrás tener un poco de tiempo para practicar más. No es igual pasar 3 o 4 horas haciendo lo que amas que hacerlo durante 40 o 50 horas.

La competencia también se hace presente

No importa que actividad se haga, todo se verá complejo y lleno de retos, es por eso que deberás profesionalizarte en el ámbito. Por concepto, el hobby no es una actividad profesionalizada.

Cualquier trabajo requiere de tiempo y otros elementos importantes como marketing, networking, administración, etc. Cada una de esas cosas se ligan a tu afición que resultará un factor negativo porque no puedes dejar tu trabajo. Lo que una vez te parecía divertido, ahora te está agobiando. Además de ser original en lo que haces, también tienes que ser el mejor que el resto. ¿Te parece correcto?



CLOSE
CLOSE