Entra en el catálogo completo de Cursos de UniMOOC

Tranquilidad en medio de la tensión

Tener la tranquilidad en medio de la tensión puede ser algo bastante difícil. Lo bueno es que cada persona posee su propia característica, esa que la hace realmente susceptible a puntos concretos en un escenario determinado. Toda conducta o, sencillamente, cualquier hecho ocasionado, nos convierte en una persona más irritable.

También te recomendamos leer: Hacer un blog corporativo para la imagen empresarial

Pese de que hay un buen grupo de individuos que les ha sucedido, existen otros que odian todo tipo de interrupción al hablar. En especial, en un contexto de muchos profesionales. Es allí donde se siente la relevancia de cada uno con el fin de ir opinando de una manera clara toda interrupción que se debe abordar.

Tranquilidad en medio de la tensión

tranquilidad en medio

De igual modo, puede pasar que uno de los puntos más molestos, surjan partiendo de constantes preguntas, todas seguidas, evitando que una conversación fluya.

 Si deseas lograr que toda la calma en ese tipo de escenario, es bueno saber qué emoción tenemos en el momento. Hay que ir pensando lo que hace que actuemos de esa forma en ese preciso instante.

Me refiero a que, si la molestia surge partiendo de toda interrupción al hablar o de un mal chiste. Lo bueno es ir reconociendo qué ha logrado desencadenar el mal humor para que de allí se tome una decisión. La idea es poder hacer que nuestras emociones logren tomar otro camino y que la tolerancia sea parte del mismo. Ahora mismo, habría que abstraernos al contexto en el que nos encontramos.

En muchas de las situaciones,  que este tipo de escenario suceda, solemos tomarlo como algo personal. Y es que en ese tipo de contexto, pensamos que se trata de un ataque. Pero, ¿Y si la conducta presentada no es hacía nosotros? En realidad, si pensamos bien y analizamos el momento, ¿De qué manera sabríamos cual es la forma correcta de responder? Siempre es bueno algo de tranquilidad en medio de la tensión ¿No?

 



CLOSE
CLOSE