Entra en el catálogo completo de Cursos de UniMOOC

¿Quieres abrir una segunda tienda? Entra aquí

¿Deseas abrir una segunda tienda por no tener suficiente abasto con la inicial? O ¿es porque las filas se hacen interminables y necesitas más espacio? No importa qué tipo de situación estés pasando, es momento que expandas tus horizontes.

También te recomendamos leer: Ideas para reconocer oportunidades de negocios

Y es que posiblemente estés pasando pro un momento en el que el éxito de tu tienda es demasiado grande y ya no sabes cómo trabajarla. ¿La solución? Abrir una segunda tienda pero tienes temor de que las cosas vayan mal.

Es por eso que hoy quiero darte algunos consejos útiles que han ayudado a muchas marcas de prestigio para iniciar. Tienes que tener presente que todo emprendedor empieza sembrando para después cosechar.

Cuatro consejos para abrir una segunda tienda

segunda tienda

Indaga ¿la tienda depende de ti?

Es claro que tu hiciste nacer la tienda, pero para abrir una nueva tendrás que estar seguro de que vaya bien sin necesidad de tu presencia. Previamente de lanzarte a la piscina, indaga con los mismos clientes si ellos no requieren de ti para realizar las compras. En caso de que la respuesta es que aman lo que vendes, es momento de subir el nivel.

Medir el éxito

Con el potencial del primer negocio abierto podrás medir el éxito de las siguientes. Corrobora las finanzas a hacer un buen análisis de datos, reportes y ventas. Al tener todo esto en la mano, debes pensar si será lo mismo con la segunda tienda.

Punto geográfico

No es abrir una segunda tienda en la esquina que te parezca más bonita. Lo idóneo será estudiar el panorama y ver la cercanía de las demás tiendas. En caso de que alguna pueda ser competencia para ti, es momento de ejecutar ideas para que tu negocio sea más llamativo y atrape clientela.

Intenta ver otras alternativas

A pesar de que la idea de tener una segunda tienda con el tiempo cobra fuerza, es necesario que no te cierres. Posiblemente el éxito no consista en abrir otra tienda, sino, en agrandar la infraestructura con la que ya trabajas. O tal vez, construir un website en el que puedas vender online.

Aunque la idea de tener una segunda tienda es la que cobra más fuerza, es ideal que no te cierres. Quizás no se trata de abrir otra tienda, sino de expandir el negocio en el mismo lugar. O crear páginas web alternativas donde puedas vender lo mismo.



CLOSE
CLOSE