Entra en el catálogo completo de Cursos de UniMOOC

¿El proyecto en mente es el ideal?

Ya tienes tu proyecto en mente y piensas que es algo maravilloso. Pero en este punto, hay que conocer a todo el mercado a ver si creen lo mismo. ¿De qué forma se hace eso? Es todo un dilema en realidad, porque puede ser fácil y difícil al mismo tiempo. Sin embargo, previo a todo ello, hay que estructurar la hipótesis en el proyecto en mente.

También te recomendamos leer: Emprender negocio en China

¿El proyecto en mente es el ideal?

No exista caso, se trata de un gran problema y es que estudiar aquello que has pensado es todo un desafío. Necesitas indagar y conocer la competencia que tienen algo parecido y definido en gran medida. Asimismo, buscar el sector de clientes a los que te quieres dirigir es esencial.

Para este aspecto, hay que ser muy creativo ya que solemos hacer “trampas” porque pesamos tener toda respuesta en la mente. A raíz de ello, es requerido plasmar la idea comparándola con otras y si es posible, obtener un feedback.

Lo primero es definir el problema

En el instante que se piensa en el problema, solemos dejar de lado dos cosas importantes. “Uno, es requerido definir todo lo que se pueda y se quiera solucionar. Por tal razón, es esencial ir destilando el problema en algo que te parezca atractivo e interesante.

Esto puede ser usado con los siempre confiables 5 ‘porqués’ que emplean muchos niños para enfrentar todo. ‘¿Por qué es problema? Por tal cosa‘. ‘Ok, pero Por qué?‘ de esa forma, sucesivamente. Esto te hará el favor al momento de destilar tu inconveniente” dice el profesional en modelos de negocios Javier Megías.

La competencia que tienes en frente ¿Quién es? y el otro punto es en relación a la actitud generalizada de saber sobre tu rival. “Está bastante bien, pero hay que observarlo desde un ángulo diferente: Actualmente, ¿De qué manera se resuelve el inconveniente del cliente? En caso de que únicamente mires a tu rival, tu nivel de análisis caerá.

De eso va el análisis de alternativas, brinda dos cosas interesantes: Da la posibilidad de reconocer qué persona es tu rival y conocer su rango de costos, ese que un cliente puede pagar. Asimismo, conocerás cualquier hueco ya que sí lo empleas bien, sabrás que otras cosas puedes hacer”, dice Megías.

 



CLOSE
CLOSE