Entra en el catálogo completo de Cursos de UniMOOC

El jefe, ¿Muy exigente con tu trabajo?

Cuando se hace alguna entrevista para trabajar, normalmente se pregunta por las actitudes y malos hábitos que se tiene. Ser exigente, es normal que un perfil así salga a relucir. Una frase típica que suelen decir “Soy muy exigente conmigo y los demás”. Toda conducta y buscar dar el mejor perfil de nosotros, es una cualidad que deberíamos tener.

También te recomendamos leer: Si ahora eres jefe, no te olvides de quienes una vez fueron compañeros

No obstante, cuando ese obstáculo logra ser traspasado y terminamos por no cubrir todo el proyecto, es porque algo está mal. Serás parte de un sentir incómodo, de fracaso, posiblemente las metas que tengas no puedan ser alcanzadas.

Si eres exigente con tu trabajo, procura que sea controlado

Exigente

Eres el jefe, debes estar en el frente del emprendimiento, no importa quien termine por caer. Y es que de verdad, son varios los autónomos, pero viene siendo falla también si tenemos personal alrededor que puedan delegar. Es mucho exigir para poder ir por la vía correcta de autoritarismo.

Claro que hay una discrepancia entre autoritario y exigencia, que lleva a cada trabajador al reconocimiento por los logros. Al mismo tiempo, se le solicita que den todo por la misma compañía. O sea, hallar un balance tan complicado dentro del espacio de trabajo.

Toda exigencia en algunos casos no es negativo, hay que saberla controlar y que la misma sea más una aptitud. Cualquier gerente que solicita exigencia, estará rodeado de expertos y no de una persona que tiene solo motivación.

¿Cómo sobrellevar a una persona exigente con tu trabajo?

Cuando se trabaja con una persona que exige mucho, aunque recomiende retos y objetivos, no es nada sencillo. en realidad, todo profesional sugiere que continúe con varios consejos para que de esa experiencia se consiga el punto certero. Debes considerar lo siguiente:

  • Olvídate de decir SÍ a cualquier cosa. Es por una simple razón, la persona exigente con tu trabajo no quiere a una persona que se deje controlar, sino, alguien que no tenga miedo a decir lo que siente.
  • Tener los límites claros. La idea no es por todo e intentar sorprender a los demás. Es bueno preguntar, cargar todos los datos antes de actuar.
  • La buena comunicación es imprescindible. Busca valoración en lo que haces, ya que él se encargará de exigirte acorde al perfil que tienes. Intenta tener la percepción que lleva él, del mismo modo que toda crítica.


CLOSE
CLOSE