Entra en el catálogo completo de Cursos de UniMOOC

Un mes probando Office 365: ¿Qué me ha parecido?

Durante el último mes he disfrutado de Office 365, el conjunto de soluciones de Microsoft que pone en una misma cuenta todas las herramientas de Office, he de decir que mi experiencia ha sido muy satisfactoria.

Ya conocía la mayoría de herramientas y programas de Office, como Outlook, Word, Excel o PowerPoint, pero con Office 365 todos ellos dan un paso más, y poder contar con todos ellos es como tener la solución a cualquier problema.

OneDrive me ha liberado

Lo reconozco, soy un desastre almacenando archivos sea cual sea mi dispositivo. Me cuesta mucho borrar aquel vídeo que no volveré a ver o las fotografías de ese cumpleaños que no recuerdo. ¿El problema? Que mi ordenador y mi smartphone siempre terminan quedándose sin memoria.

Por eso OneDrive me ha liberado. Con la suscripción de Office 365 tengo 1TB de almacenamiento en mi cuenta, que he vinculado en todos mis dispositivos (y con diferentes sistemas operativos), por lo que ahora esos vídeos y aquellas fotos ya tienen todo el espacio que necesitan. Pero no solo ellos, con el tiempo también he descubierto lo práctico que es tener allí el resto de archivos que suelo necesitar, como mis hojas de cálculo de Excel para mis presupuestos, o los muchos apuntes de la Universidad que necesito consultar más de lo que hago.

Definitivamente, OneDrive ha sido un antes y un después.

Uso Skype para todo

Solía usar otra herramienta de comunicación, pero desde que he re-descubierto Skype ahora lo uso para todo. ¿Ventajas? Además de que es totalmente multiplataforma (sin perder funcionalidades), al contar con el resto de ventajas y aplicaciones de Office 365 todo fluye de forma natural. Compartir archivos desde mi nube, llamar a uno de mis contactos, celebrar reuniones con mis compañeros de trabajo, perder el tiempo con los chats en grupo con mis amigos…

Además, con Office 365 tengo gratis 60 minutos de Skype con los que puedo llamar a cualquier teléfono móvil del mundo, y es algo muy práctico cuando viajo fuera de mi país.

Las aplicaciones de Office son inmejorables

Todos conocemos las clásicas aplicaciones de Microsoft Office: Excel, Word, Outlook, PowerPoint... y también las nuevas. Y sabemos que en esto, Microsoft no tiene competencia. Por eso, esto fue un punto determinante a la hora de hacerme suscriptor de Office 365: licencia para todos los programas Office. Y no solo eso, es que además podemos activar la licencia de los programas en 5 dispositivos.

Y a esto hay que sumar que los programas de Office son todavía mejores con Office 365, ya que nos ofrecen muchas más funcionalidades, como la co-autoría en línea, el almacenamiento en OneDrive, o la seguridad que ofrece saber que tus archivos están siendo almacenados automáticamente, por lo que no perderás nada pase lo que pase.

Productividad en estado puro.

Comparto mi membresía

Lo primero que hice es compartir la membresía, y todas sus ventajas, con otras cuatro personas. No es muy habitual en otros servicios, y puede que haya gente que no cuente con esta ventaja, pero una membresía de Office 365 puede ser usada por 5 personas, y todas adquieren los mismos beneficios. ¿No está mal, no?

En mi caso lo tuve claro, y esto fue lo que terminó por convencerme. La única duda es: ¿con quién compartir tu membresía? 

En definitiva, Office 365 es una gran solución a cualquier necesidad que podamos tener. Su versatilidad, conectividad y disponibilidad han logrado hacerse paso entre las herramientas que usaba anteriormente, y su interfaz sencilla y profesional me han enamorado. Si dudas de si Office 365 es para ti, te recomiendo que eches un vistazo a Momentumms para terminar de convencerte.



CLOSE
CLOSE