Entra en el catálogo completo de Cursos de UniMOOC

La filosofía del emprendimiento

La filosofía del emprendimiento con éxito no se basa en esa receta especial de la abuela ni tampoco se usa algún proceso extraño. No obstante, la preocupación aquí no entra en juego así que no te preocupes.

Con la intención de poder crear todo tipo de proyectos que triunfen y nos hagan millonarios, pueden haber demasiados intentos fallidos. Uno que otro generará un poco de ingreso, otros más que ingresos, pérdidas.

Deberías leer: Cómo hacer de una empresa más grande de lo que es

En nuestros intentos de crear proyectos de éxitos que nos generen ingresos, pueden existir muchos fracasos. Algunos nos generarán algún ingreso, otros nos generarán no más que perdidas.

La filosofía del emprendimiento para alcanzar cualquier objetivo

filosofía del emprendimiento

El motivo va más allá que la motivación

Todo el tiempo hemos oído en algún lugar que hay que estar motivado para todo emprendimiento. Como es lógico, sí que hay que estarlo, pero esto se ve muy poco. En sí, la motivación es aquella percepción que tenemos inconscientemente y la misma podría irse en un parpadeo.

Hay que necesitar algo más fuerte en este caso. En este caso, necesitaremos del motivo. ¿Cuál es la razón de tu emprendimiento más allá de los bienes y la estabilidad económica? En caso de que únicamente estés ahí por el dinero, hay otras formas mejores en lugar de empezar una empresa.

Menos es menos y más es mejor

A varios individuos en el mundo les encanta esa frase de “menos es más”. Lo malo de la misma es que usualmente va dedicado a esos que buscan demostrar que lo que hacen es lo ideal.

Lo cierto es que no es el caso para todos. No obstante, hay situaciones que puedes por lo menos, reconocer el esfuerzo que se ha hecho.  Hay que cambiar esas frases por ”Menos  es más” a ”Más es mejor”

Como es obvio, no quiere decir que se deba trabajar con toda la fuerza del mundo o siempre estaremos exhaustos. Hay que encontrar la forma que más conviene. Asimismo, tampoco es que se deba ir caminando sin destino. Cada uno debe tener la capacidad de querer salir adelante y eso se logra con esfuerzo y sudando.

La filosofía del emprendimiento es esta, no es más que trabajo duro creyendo en los ideales de uno mismo. Si lo hacen con mucha perseverancia y la concentración debida, seguramente hallarán buenos resultados.



CLOSE
CLOSE