Entra en el catálogo completo de Cursos de UniMOOC

Empresas llevadas por mujeres son más estables

Son muchas las empresas llevadas por mujeres que demuestran ser más estables. Hoy en día las mujeres han incrementado ese índice de empresas el cual se lideran por su género. Si bien el número no es alto, la tendencia a un incremento en garante es indudable.

Te recomendamos: Cómo utilizar eficientemente el email

Algunas reconocidas como General Motors o Shira Goodman de Staples, son ejemplos vivientes de lo que una mujer es capaz. En si, el género femenino la está rompiendo al tener puestos altos en una empresa.

Empresas llevadas por mujeres son más estables, ¿Por qué?

Empresas llevadas por mujeres

Lo cierto es que una mujer puede percibir más rápido el talento, esta es una de las claves principales. Es por eso que puede ubicar a cualquier persona y ubicarla en los sitios donde pueda explotar sus aptitudes. De esta forma, se logra una increíble combinación para poder trabajar mejor y, ayudar a la compañía. Al incluir el género femenino, podría deberse a unas razones indiscutibles: no se han discriminado. Además, suelen conocerse bien por lo que el entendimiento lograría ser razón fundamental en estos casos.

Se crea justicia laboral

Se trata de una inclinación donde la mujer suele ser más admirada, sobre todo, cuando los directores también son mujeres. Claro que esto no arrastra a la totalidad, pero, según estudios, esas con grandes talentos en el trabajo pueden ejecutarlo. Sin embargo, aquellas que no se comprometen con lo que hacen, no lograrán el éxito debido, así tengan contacto con el jefe del mismo género. Asimismo, las mujeres que están en un puesto alto no harán distinción al momento de considerar su género.

Trabajos más seguros

Son varios los estudios que demuestran y han concluido que las compañías que son dirigidas por mujeres tienen menos despidos en comparación a aquellas que son llevadas por hombres. Asimismo, se supo que tuvieron menos contratos transitorios y un gran ambiente laboral. Finalmente, el género del trabajador no era problema ya que no se interesan en ello.

Lo cierto es que continúa siendo de polémicas el sitio de trabajo, esencialmente aquellos que buscan un equilibrio en la carrera. Sin embargo, el contexto abre paso a que la discriminación puede ser el factor más negativo de todos. A pesar de ello, el progreso continúa y se muestra que las empresas llevadas por mujeres resultan más estables.



CLOSE
CLOSE