Entra en el catálogo completo de Cursos de UniMOOC

¿El trabajo es la causa de tu tristeza? Entra aquí

¿Estás seguro que el trabajo es la causa de tu tristeza? No te preocupes, es normal lo que estás sintiendo. Las emociones negativas que pueden aparecer en tu jornada laboral es algo común y suelen estar acompañadas del estrés también. A pesar de que en primera instancia puede ser complicado, hay que abrirle la puerta a esas malas emociones y darles una “patada”.

También te recomendamos leer: Segmentar una campaña de email marketing

Lo primero a hacer para superar la tristeza es… aceptarla, quizás parezca algo ilógico pero tiene su punto. La tristeza es momentánea y cualquier persona inteligente no podrá ocultarla con simple diversión fingida, sino que buscará aprender de la misma. Con el objetivo de mejorar a nivel personal y laboral, te recomiendo hacer lo siguiente:

Si el trabajo es la causa de tu tristeza, presta atención

causa de tu tristeza

¿El trabajo es la causa de tu tristeza? No te preocupes, empezarás a crecer en ese momento. Citando a Marcel Proust: “La felicidad es saludable para el cuerpo, pero la pena es la que desarrolla la fuerza en el espíritu”. En sí, la tristeza no es algo extraño ni tampoco malo. Lo raro sería hallar una red social empresarial o personal en el que se ven solamente los momentos felices.

Sin duda, se trata de algo irreal. Hay que entender que la vida se compone de momentos felices y tristes. En caso de que tu trabajo te genere tristeza, sabrás que podrás remplazarla si logras cambiar en tu interior ese “algo” que hará darle la buena cara a todo lo demás.

La tristeza es la oportunidad de mejorar

Se demostró que cuando una persona está triste, tiene la capacidad de memorizar y además, la valoración de lo que está pasando es más acertado que cuando se está alegre. Claro que esto es, hablando desde un punto de vista de tristeza moderada sin llegar a lo depresivo.

Buscar distracciones, caminar, sin tener que ir a enormes eventos o aislarse sería lo mejor para ir sobrellevando dicho sentimiento. Igualmente, el escribir sería otra opción a considerar cuando se está triste.



CLOSE
CLOSE