Entra en el catálogo completo de Cursos de UniMOOC

¿Cómo saber si eres emprendedor?

Si eres emprendedor y todavía no lo sabes, este es tú lugar. Tal parece que el crear una empresa o pagar esa cuota de autónomo es la razón definida para sentirnos emprendedor. No obstante, del mismo modo que hay diferencias entre un emprendedor y un empresario, hay otras señales que aclaran si una persona posee una buena idea y la ejecuta por más que haya puesto contra la pared la capital en la empresa.

También te recomendamos: Cómo buscar trabajo en las redes sociales

En sí, el emprendedor es único. El que piensen de una manera distinta es suficiente, también deben actuar acordemente. En caso de que te preguntes si tú estás en la lista de emprendedores, sólo debes responderte las siguientes interrogantes.

¿Cómo saber si eres emprendedor?

eres emprendedor

¿Tu familia está llena de emprendedores?

Muchos se preguntarán si el emprendedor nace o se hace. Es verdad que cada persona es diferente y posee un pensar único, y en algunos casos, la familia es uno de los factores que más influyen en la mente de un emprendedor. Varios de los que emprenden poseen padres que trabajaron duro durante su vida y esto es una clara señal de que tú estarías haciendo lo mismo.

¿El status Quo te gusta?

Son cosas de reglas determinadas y te estarás preguntando “¿por qué las personas actúan de una forma concreta y por qué siempre las hacen igual?” No debes limitarte a pensar la forma en mejorar, simplemente debes tomar la iniciativa y crecer con el tiempo. De esa forma, muchos han logrado avances y quedado en la historia.

¿Las vacaciones son excusa para trabajar más?

Hace un tiempo que no te relajas realmente. Para tu persona, el verano es el tiempo perfecto para continuar trabajando fuerte en los proyectos trazados, algo de lo que piensas es tu pasión. Si te comparas con los demás, tu estás dispuesto a tener un día para trabajar en lugar de hacer otro tipo de actividad.

¿Delegas?

Es posible que sea otro punto a considerar de un emprendedor. Has conseguido montar tu negocio, fue tú idea y ayudaste a que creciese, es de allí que te ha costado tanto dejarle el mando a alguien más. Esto es normal, pero, podría ocasionarte problemas a largo plazo. Comprendes que no es la actitud adecuada, pero, no puedes evitarlo.

 



CLOSE
CLOSE