Entra en el catálogo completo de Cursos de UniMOOC

Por más raro que suene, un buen sueldo no es algo que te hará feliz

Puede que un buen sueldo te haga feliz en un comienzo y, sea más que suficiente para seguir motivado con cualquier trabajo. Asimismo, es importante desempeñar la labor adecuadamente si buscas seguir en la empresa. Cuando ya se ha sabido de todo los detalles del trabajo, la flexibilidad, la línea de carrera, y más, ¿qué hace falta? ¿Por qué un salario “jugoso” no basta para estar feliz siendo empresario?

Te recomendamos leer: Trabajar aplicando la metodología CHO

En muchas situaciones se escucha sobre el salario emocional. Son componentes externos del salario que puede ser tocado y consiguen que el trabajador se sienta completo. Dichos componentes han ayudado siempre en conservar todo el talento, ideal para crecer. En un futuro, es un factor determinante para tener seguridad o estabilidad en la misma nómina.

Si bien un buen sueldo es interesante, no será suficiente

buen sueldo

Es válido que cualquier empleado desee un buen salario. Luego de varios meses, esto no suele ser algo que cause una diferencia como tal. Se suele crear un ajuste en la manera de vivir para consumir el nuevo sueldo, sin embargo, no nos hará más dichosos. Se trata de un componente vital en el instante de cautivar talento para cada empresa, pero, no será así para su retención.

vinculo con jefes y compañeros

Un punto a tener en cuenta para la felicidad es el jefe. Muchas veces, el trabajador no deja la empresa, sino, al jefe como tal. Pasará un tempo y él sentirá que no existe un buen vinculo o no hay nada de “chispa” y lógicamente, es algo que no lo ayudará a crecer.

Además, están los compañeros de trabajo. Toda empresa que posea un ambiente laboral pesado con compañeros toscos, caerá poco a poco. Se terminará volviendo un círculo vicioso haciendo que el trabajador vaya mentalizado sabiendo que encontrará un escenario problemático. Esto último no hará más que incentivarlo a dejar todo tirado.

Un buen sueldo no garantizará el compromiso total de una persona si no se toman en consideración los demás factores. Al final, resulta más grave para la empresa al asumir una nómina totalmente y carente de motivación. Las dificultades empezarán a salir a la larga y el cambio se sentirá fácilmente. Es por eso que lo mejor sería hallar otro tipo de estímulo para el empleado.



CLOSE
CLOSE