Entra en el catálogo completo de Cursos de UniMOOC

Si ahora eres jefe, no te olvides de quienes una vez fueron compañeros

El jefe, máxima autoridad en una empresa y que en algunos casos no siempre es el mejor para el puesto. Esto no es algo nuevo que va sucediendo en las compañías, aquellos que hoy en día son jefes, suelen “olvidarse” de su procedencia y tratan a los demás como si fuesen peones sin más. El poder es algo que muchas veces descontrola a las personas, por eso, hay que tener extremo cuidado al tenerlo. De la noche a la mañana, ese compañero con el que desayunabas, tal vez puede que te de puñaladas por detrás.

También te recomendamos leer: ¿Confiar en un influencer para la empresa?

“En el momento cargamos con cierta moral y poder, hay nada para dejarnos llevar y terminar embriagados por completo”, dice Marguerite Duras.

El poder del ir acompañado del líder no del tirano

jefe

Algunos han pasado por esta etapa, y como dice SénacaTodo poder en exceso tiene poca duración“. Si se tiene como fundamento un excelente contexto laboral, lo ideal sería ir inculcando el salario emocional, no existe un espacio para cualquier tipo de jefe que todavía piensa que la mano dura es el camino. El poder de una persona se forja gracias a la paciencia y el tiempo.

Tener le control de un grupo no es sencillo, los dos lados tienen que ir poniendo su granito de arena para sobrellevar la situación. Pensar que con humillar, no respetar y negar accesibilidades como al microondas y otros tipo de cosas, es estúpido.

Si quieres delegar, deberás ser un compañero más

El jefe, un encargado del grupo de trabajo tiene la obligación y el deber de responsabilidad. Al mismo tiempo, tiene que poseer el privilegio de tomar la decisión correcta que afecte a todos.

El jefe merecedor del puesto, tendría que tener apoyo de los trabajadores. Sentir que son un activo, un conjunto de individuos que forman una fuerza única con metas. No son meros obstáculos para buscar el ascenso, son compañeros. Hay que tener más conciencia y llegar a ser un buen jefe, mostrar compañerismo.



CLOSE
CLOSE